esta es la linea, citas lebianas, bisexualas en Madr

esta es la linea, citas lebianas, bisexualas en Madr

sГЎbado, marzo 15, 2014

are mari and lasercorn dating

Evita PerГіn y las mujeres en la calle: ВїCГіmo estamos en MГ©xico?

Pedro EcheverrГ­a V.

1. Quise conocer el peronismo, a citas sexo ocasional gratis PerГіn, CГЎmpora y los Montoneros y me topГ© diez veces mГЎs con Evita (Eva Duarte de PerГіn). BusquГ© entender por quГ© el peronismo sigue vivo en el corazГіn de muchos argentinos y encontrГ© que a esa gran mujer le bastaron seis aГ±os de vida polГ­tica para hacer del peronismo el movimiento popular mГЎs importante de los aГ±os 40 en AmГ©rica Latina. TendrГ© que leer mucho, desde diversos puntos de vista (a sus apologistas y detractores) para comprender cГіmo pudo transformarse esa mujer de locutora de radio y joven artista en una gran lideresa y hasta representante diplomГЎtica de PerГіn en EspaГ±a y otros paГ­ses.

2. Luego PerГіn, en los 70 quiso recuperar aquel prestigio y poder usando a su tercera esposa Estela MartГ­nez (Isabelita) que no pudo gobernar y no le quedГі otra que dar paso obligado a LГіpez Rega y los militares. Eran otras condiciones, otro PerГіn y el movimiento estaba escindido en derechas e izquierdas. AsГ­ que ese gran arrojo de Evita fue producto de las condiciones concretas que crean a sus personalidad, el papel del individuo en la historia. ВїFueron PerГіn y Evita dos personalidades muy inteligentes y destacadas cuya combinaciГіn revolucionГі en unos aГ±os al pueblo argentino, o fueron las condiciones materiales las determinantes?

3. Me recuerdan que tambiГ©n la esposa del presidente PeГ±a Nieto tambiГ©n es una joven artista como era Evita; pero como dicen: “Nada que ver” porque PerГіn, Argentina y los aГ±os cuarenta son otra cosa. Argentina como MГ©xico eran paГ­ses muy jodidos por sus empresarios y gobiernos, pero los yanquis recibГ­an apoyo y apoyaban ampliamente al gobierno de Miguel AlemГЎn en MГ©xico. En los aГ±os del primer peronismo en Argentina (1943-54) los trabajadores argentinos luchaban; en MГ©xico fueron los aГ±os del alemanismo amplio, es decir, cuando los yanquis abrieron de par en par las puertas del paГ­s para sus inversiones y negocios.

4. HГ©ctor CГЎmpora, electo presidente de la RepГєblica en 1973, sГіlo ejerciГі unos dos meses para dar paso a PerГіn el mismo aГ±o. En ese breve periodo se identificГі con el radicalismo de izquierda de la juventud del Justicialismo peronista y dio paso al radicalismo de movimiento Montoneros que se confrontГі con el derechismo. El 13 de julio de 1973 y habiГ©ndole retirado PerГіn el apoyo a su gobierno, CГЎmpora renunciГі a su cargo para permitir la realizaciГіn de nuevas elecciones. PerГіn lo nombrГі embajador en MГ©xico. Luego del golpe de Estado de 1976 debiГі refugiarse en la embajada de MГ©xico en la Ciudad de Buenos Aires, donde permaneciГі mГЎs de tres aГ±os. Finalmente se le permitiГі volar a MГ©xico, donde muriГі poco despuГ©s.

5. En México no hemos tenido presidenta, mientras que en Argentina han ocupado ese cargo dos mujeres; Estela Martínez y Cristína Kirchner. Tampoco hemos registrado a alguna mujer tan valiosa por su oratoria y contacto con las masas, como Eva Duarte (Evita). Aunque no han faltado mujeres en el gobierno –aunque un poco o muy desprestigiadas- como las del nivel de partidos políticos como Martha Sahagún, Esther Gordillo, Beatriz Paredes, Vázquez Mota y Rosario Robles. Pero en Argentina el derecho al voto a la mujer parece haberse dado en 1944 y en México hasta 1953. ¿Será el gobierno del PRI el que vía cargos controle a las mujeres antes que se lancen desde las calles?

6. Cuando he contemplado en videos la participaciГіn de Eva Duarte y escuchado sus discursos, a pesar de que era gobierno, me he emocionado; me ha recordado a Emma Goldman, a Rosa Luxemburgo, a Lou Andreas SalomГ©, Simone de Beauvoir, luchando por sus derechos y presencia en una sociedad que quiere controladitas y calladitas a las mujeres, tal como tienen a los hombres. Esperemos otro despertar que entierre su docilidad ante el capitalismo enajenante y las lance a las calles a luchar contra los gobiernos que ahora buscan atraparlas nuevamente en las redes del poder corruptor otorgГЎndoles cargos secundarios subordinados al sistema de explotaciГіn. (15/III/14)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *